Archivo de la categoría: Lecciones y Predicas

Mentiras que creen los cristianos

Texto:  1Jn. 1.6-10

Es curioso ver que muchas veces como cristianos queremos salir de los apuros, presentando excusas y mentiras que posteriormente se convertirán en pensamientos propios. El aspecto central de estas mentiras es que al hablar, creamos el mundo que queremos ver. Aunque las llamemos mentiras piadosas, cuando lo que decimos no es la verdad, es una mentira.

¿Por qué mentimos?

Mentimos porque sinceramente creemos que es lo mejor que podemos hacer para nuestro beneficio en ese momento. Vivimos en un mundo de engaños. Las mentiras tienen influencia en la historia y persuaden a la gente. La mentira está cobrando aceptación como una filosofía de vida, que además la están recibiendo nuestros hijos, y como resultado, ellos también mienten. Pronto esta generación pasará a ocupar cargos de liderazgo, empezará la actividad laboral, entrará al mundo político y al sistema educacional, y se convertirán en  madres y padres. Ahora, ¿Cuales son las mentiras que creen los cristianos?

Mentira # 1

“No importa nuestro andar, lo que importa es que creamos en Cristo” (1Jn. 1.6)

a)       Si tengo una relación con Cristo, entonces mi andar debe de ser diferente.

b)       No solo se trata de teoría, lo más importante es la práctica.

Mentira # 2

“No importa si pecamos, porque es normal que todos pequemos” (1Jn. 1.8)

a)       No podemos vivir engañados toda la vida, tarde o temprano tenemos que darnos cuenta de nuestro error.

b)       El pecado es una enfermedad, pero, si nos acercamos a Dios, el siempre nos dará el remedio.

Mentira # 3

“No importa si confesamos nuestros pecados, total, Dios ya lo sabe” (1Jn. 1.10)

a)       Dios sabe cada cosa que hacemos, pero el desea que nos acerquemos.

b)       No debemos de permitir la auto dependencia y pensar que no necesitamos de Dios.

Los mentiras triunfan al seducir nuestra confianza y luego al violar esa confianza. Después, asumen control penetrando en nuestra realidad y nos imponen la realidad ficticia. Nos dicen que lo que vemos, creemos, oímos y sentimos es falso. Y porque queremos creer, dejamos en suspenso nuestra incredulidad y creemos, una vez más. Las mentiras nos apartan de nuestra búsqueda de la verdad y desintegran nuestra integridad. El engaño es como una violación física pero invisible. En vez de ser un ataque físico, las mentiras atacan la mente y hacen impacto en el espíritu. No podemos escapar de la realidad de que vivimos en un mundo de engaño. No podemos hacer que otros dejen de mentir. Pero sí podemos convertirnos en personas que buscan la verdad y tienen discernimiento en cuanto en quién confiar y cuánto confiar.

El peligro de la amargura

Si hay una enfermedad espiritual que va destruyendo y carcomiendo a la persona poco a poco sin darse cuenta muchas veces, y sin tomar en cuenta el tiempo que pueda pasar, esta es la amargura… ¿Alguna ves te has sentido tan decepcionado (a), tal vez de no ser escuchado (a) o aceptado por los demás, que la raíz de amargura brotó en tu alma y tu corazón? “La amargura se presenta a veces, cuando las personas nos enfrentamos ante situaciones, que parecen no tener solución”. En el fondo, podemos resumir esta actitud de las personas ante las circunstancias: La amargura deriva del orgullo que causa que uno viva siempre insatisfecho, siempre con la queja en la boca y que acaba con uno «bañado» de amargura.

Amargura: Sentimiento de pena, aflicción o disgusto: la amargura de su corazón. Lo que causa este sentimiento: fastidio por algo que pensaba que para Ud. era correcto.

Hay que tener mucho cuidado con esto, ya que va a alterar nuestras vidas completamente. Ahora, ¿Cuáles son las consecuencias de la amargura?

I.- La Amargura penetra y altera tu corazón  (Jer. 4.18)

“Tu camino y tus obras te hicieron esto, ésta tu maldad: por lo cual amargura penetrará hasta tu corazón”.

  • Cuando hay amargura dentro de nosotros, el primer órgano afectado de nuestro cuerpo es el corazón, el corazón encierra nuestro orgullo, y hace que se contamine con un baño de amargura, quedando así las raíces que perjudican a la persona.

II.- La Amargura contamina tu corazón (Hb. 12.15)

“Mirando bien que ninguno se aparte de la gracia de Dios, que ninguna raíz de amargura brotando os impida, y por ella muchos sean contaminados

  • La amargura no solo penetra en el corazón, también lo contamina, es como el cáncer que se esparce, que sino le aplicamos el remedio correcto e inmediato, es la raíz, y en algunos casos las raíces que siguen creciendo y se siguen esparciendo, esto nos impide tener un crecimiento espiritual y un acercamiento correcto con Dios.

III.- La Amargura afecta y destruye a los demás (Prov. 26.26)

“Aunque su odio se cubra con disimulo; su maldad será descubierta en la congregación”

  • La amargura no solo afecta a uno mismo, también afectara a los demás, pensamos que nadie se da cuenta, pero en realidad nos cegamos a una realidad que todos pueden ver y palpar, solo al ver el testimonio que transmitimos a los demás, la amargura afectara a mi familia, mis amigos, los Hnos. en la iglesia, etc.

IV.- Conclusión: No podemos dejar que la amargura inunde nuestro corazón a consecuencia de nuestro orgullo, tenemos que empezar a analizar cada parte de nuestro corazón, y dejar que Dios haga la cirugía que nos revista de sencillez y humildad con nosotros mismo, y con los demás, la cirugía consiste en ser intervenidos con el bisturí de la humildad, y con la anestesia del amor, el amor que solo puede poner el cirujano mayor que es Dios.

 

“…Y glorificaban a Dios en mí”

meditando-con-la-cruz2Texto: Gal. 1.11-24

Clave:solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. y glorificaban a Dios en mí”. (Gal. 1.23-24)

Hoy puedo ver el poder de un testimonio cambiado, y como uno puede llegar a reflejar a Cristo a través de su vida hacia los demas. Me pongo a pensar en cuan importante es el hecho de tener una vida diferente cuando te encuentras con Cristo, ya que sin El, solamente seguiría en oscuridad, lejos de su presencia y sin nada de esperanza. Es curioso, pero el ser cristiano es mas que un nombre, es algo que la gente lo puede ver, palpar y comentar, y para esto creo yo, que hay tres cosas que uno debe de tomar en cuenta: 

  1. Una conducta diferente (Gal. 1.13).- La pregunta que debo de hacerme es: ¿Cómo era mi conducta antes, y como lo es ahora? El día de hoy puedo ver que todavía estoy en un proceso de aprendizaje, pero también puedo ver que con Cristo en mi vida, he podido tener un cambio que nunca hubiera imaginado. Antes estaba perdido, ahora puedo decir que estoy salvado por la Gracia de Dios.
  1. Una capacitación diferente (Gal. 1.15).- Me pregunto: ¿Realmente tengo una capacitación diferente? Puedo ver que el mundo me ofrece una capacitación que en muchos casos niega a Dios en todos los aspectos, pero Dios me da la oportunidad de conocerlo personalmente, de una manera diferente y poder saber de todo el conocimiento necesario para poder enfrentar los problemas que pueda tener en mi vida.
  1. Una condición diferente (Gal. 1.23-24).- Aquí es donde me pregunto: ¿Estoy en una condición diferente? Puedo ver que Pablo reflejo a través de su testimonio un cambio total de lo que era antes, ya que el simple hecho de predicar la Palabra de Dios, lo hacia totalmente diferente al Pablo del pasado, y por esta razón la gente se asombraba, yo debo de reflejar esa condición y manifestar a través del testimonio lo que Dios ha hecho por mi.

Solo puedo decir que el cambio de una persona, hará que otros lo tomen como ejemplo para tomar la decisión de entregarse a Dios, ya que como creyente, debo de tener una conducta, capacitación y condición totalmente diferentes a la del mundo. Dios te pido que me ayudes y me permitas tener el testimonio correcto para mi vida, y poder hacer que la gente te glorifique a través de mi vida.

Pequeñas cosas…

peque_as_cosasAntes que nada agradecer a Dios por la oportunidad que me dio el dia domingo 1 de Febrero de poder predicar en la iglesia “Vida Abundante” de Tiabaya, esto fue en la mañana, y la verdad que fue un tiempo muy especial con cada uno de los hermanos de la iglesia, compartiendo y aprendiendo nuevas cosas,  a continuación quiero compartirte el mensaje que tuve la oportunidad de predicar, se titula “pequeñas cosas”, y tambien compartirte esta frase: “Pequeños detalles marcan grandes diferencias”

La pregunta que debemos de hacernos es: ¿Qué cosas pequeñas tenemos para dedicarselas a Dios?… Sabias que Dios puede usar cualquier cosa para llevar a cabo su proposito. Dios mostro a varios personajes que podian ser usados con las pequeñas cosas que tenian a la mano, a continuación veamos algunos ejemplos:

I.- David usó una honda para derribar al gigante de su vida (1 Sam. 17.40)

Algo que podemos aprender de esto, es que no importa la edad que tengas, ni las cosas que tengas a la mano, Dios siempre te usará para derribar a los gigantes que te toquen enfrentar. ¿Cuales son los gigantes que tienes que derrotar?

II.- Dorcas usó una aguja para servir a los demás (Hch. 9.39-41)

Podemos hacer que nuestro testimonio continue, aun despues de la muerte, Dorcas lo hizo, ya que ella tuvo como elemento importante para el servicio a Dios y a los demas, este pequeño elemento, ella usaba una aguja para coser los vestidos que hacia. 

III.- Maria usó un perfume para darselo a Jesús  (Jn. 12.3)

A Maria no le importaba el dinero, y tampoco tomar en sus manos los pies de nuestro Señor. limpiarlos, secarlos y echarle este perfume, ya que ella decidio dedicarselo a El. No importa el precio de lo que podamos tener y dar, esto nunca cubrira la deuda que tenemos con Dios.

IV.- Moisés usó una vara para libertar a su pueblo (Ex. 4.2)

Dios nunca tendra excusas para no querer usarte,  Dios le mostro a moisés que la vara tenia poder, si se la entregaba a El, con esta vara, liberto a Israel de la esclavitud de Egipto. ¿Cual es la vara que no queremos entregarsela a Dios?

V.- La Viuda pobre usó sus 2 ultimas monedas (Mc. 12.42)

La mayoria esta acostumbrada a dar las sobras, a Dios no le importa la cantidad que puedas darle, a El le interesa la calidad que estas entregando. Esta viuda hizó una entrega de corazón… ¿ estamos dando de corazón o de compromiso?

Lo importante de todo lo que vemos a nuestro alrededor, es que Dios puede usar cualquier cosa que le demos, pero hay un gozo tremendo en las cosas pequeñas, porque atraves de ellas, El siempre cumplira sus propositos para nuestras vidas.

Discipulado básico cristiano # 4 – La Oración

Introducción: Hay muchas maneras de dirigirnos a Dios, y El nos ha equipado con una serie de herramientas para poder vivir la vida cristiana, cada una tiene un uso específico, y la oración también la tiene, ya que es solamente la comunicación con Dios. Una vez alguien dijo: “Un cristiano es tan fuerte como su vida de oración” Esto encierra una gran verdad porque la oración es el lazo de relación con Dios a través de la comunicación, ya que sin comunicación, no hay dirección. Ahora ¿Qué es lo que debo de entender acerca de la oración?

 

I.- El Propósito de la oración

El propósito es establecer las bases apropiadas para una vida saludable. No debo de pensar que por medio de la oración voy a mover a Dios a mi favor, o cambiar su mente. La oración se da para que yo pueda ser confirmado en su voluntad, y esto dará como resultado un corazón y mente lleno de paz (Fil. 4.6-7)

 

Es muy importante saber de que la oración me acerca más a Dios, y así puedo demostrarle su suficiencia en cada una de mis necesidades, entre sus propósitos puedo ver:

 

a)       Dios esta activo en cada parte de mi vida, ya que El sabe con exactitud cada una de mis necesidades antes de que yo se las pida. (Mt. 6.8)

b)       Dios permite de que haya necesidades en mi vida, para que así no me olvide de El, y de esta manera pueda recurrir a El. (Sal. 50.15)

c)        El tiempo mas peligroso para mi vida es cuando cada una de mis necesidades han sido resueltas, no teniendo así otras necesidades, Dios espera que en este tiempo deba de tener cuidado y ser agradecido en todo momento, sea bueno o malo (Apoc. 3.16-17; 1Tes. 5.18)

d)       Dios usa mis necesidades para llevarme a un punto en donde me pueda bendecir y revelar que la única necesidad real que yo debo tener es simplemente buscarle siempre a través de su gracia. El ejemplo clásico de este principio lo vemos en el aguijón de Pablo. (2Cor. 12.7-10)

e)       Dios quiere que desarrolle una actitud constante, donde mi primera reacción en momentos de dificultad o tranquilidad, sea ir ante El en oración (1Tes. 5.17)

Lee el resto de esta entrada

Discipulado basico # 3 – El Bautismo

bautismo1Introducción: La Biblia dice que soy nueva criatura (2Cor. 5.17), y me haré preguntas como: ¿Ahora que soy salvo, que hago? ¿Por donde debo empezar? Virtualmente cada religión o denominación enseñara alguna forma de bautismo como parte de su doctrina, pero, en si: ¿Qué es el bautismo? ¿Para que sirve? ¿Nos hace mejor que los demás? Esta lección nos ayudara a entender perfectamente la intención de Dios en cuanto al bautismo.

 

I.- El Significado del Bautismo

¿Qué es el bautismo? Hay personas que confunden el significado real del bautismo, ya que no es un puente que nos acerque o nos lleve hacia Dios, tampoco nos da el derecho de estar en la presencia de Dios. El bautismo simplemente es:

 

a)       El primer acto de obediencia en el servicio al Señor.- Cualquiera puede ser bautizado, no se requiere ser sabio, preparado, talentoso o tener un tiempo de preparación o esfuerzo alguno. Solo se requiere de que la persona haya aceptado a Cristo como su salvador personal (Hch. 8. 36-38)

 

b)       El primer ejemplo que nos da Cristo antes de iniciar su ministerio (Mt. 3.13-17).- Jesucristo se pone como ejemplo sometiéndose al bautismo antes de iniciar su ministerio, dando a conocer la obediencia y sujeción al Padre (El dice: “Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia” v.15) Jesucristo no tenia la obligación de bautizarse, pero lo hace para darnos ejemplo de obediencia y sujeción.

 

c)        El acto seguido a la salvación.– La Biblia nos habla de varios personajes que se bautizaron luego de su conversión: El Eunuco Etiope (Hch. 8.36-39); El Apóstol Pablo (Hch. 9.18); El carcelero de Filipos y su hogar (Hch. 16. 25-33) Otros (Hch. 8.12; 18.8)

  Lee el resto de esta entrada

Discipulado basico # 2 – Seguridad de Salvacion

Introducción : Es interesante ver que en estos tiempos la seguridad es un lujo que pocos poseen. La falta de empleos, la competitividad laboral y educacional, la delincuencia, la crisis policial, y una gama interminable de situaciones han producido en la sociedad una inestabilidad social, económica, sicológica, educacional, etc. en fin, vemos una sociedad que no goza de seguridad en ninguna de sus áreas. Ante esta situación, los creyentes no están inmunes. Muchas personas enfrentan  severas crisis, las que afectan su vida social y religiosa. A diferencia de los no creyentes, tenemos una garantía sin comparación, la seguridad de nuestra salvación. Algo que puedo ver en el ambito espiritual es que despues de la salvacion, la primera crisis que enfrentan los cristianos nuevos convertidos, es saber que somos salvos; y tenemos la seguridad de nuestra salvacion en Cristo Jesus.

 Al entender la salvación, puedo entender que tengo Vida Eterna en el cielo, y la garantía de que Cristo me salvo a través de su sacrificio en la cruz. La muerte de Cristo nos da la salvación, mas la Palabra de Dios (La Biblia) nos da la seguridad de la salvación.

Ahora que soy salvo, ¿existe algún peligro de perder mi salvación?

Lee el resto de esta entrada

Discipulado básico cristiano # 1

 

 

La Salvación

 

Introducción: Cuando hablamos de Salvacion, nos referimos al plan de Dios para este mundo, y es un tema con gran valor que debemos de saber, ya que podemos ver que todo en la vida tiene un valor, en cada uno de los aspectos que nos toca vivir, pero… alguna vez te has preguntado, ¿Que valor tiene la salvacion?¿Cuánto cuesta la Vida Eterna? ¿Necesito ser salvo? ¿De que? ¿A dónde iría si muriera hoy? Estas son preguntas, que si o si, un día tendremos que hacérnoslas, más que nada ante Dios, porque de eso depende nuestra vida espiritual. En esta lección aprenderemos acerca del significado de la salvación.

 

 I.- ¿Qué es la salvación?

Es solamente un regalo que se le otorga a toda persona que cree de corazón en Jesucristo, este regalo es espiritual y gratuito, que solo Dios nos puede dar, y trae como resultado la Salvación Eterna (Vida Eterna). De recibir o rechazar este regalo, decidimos donde quiero pasar la eternidad; como ya sabemos la Biblia nos habla de dos lugares, el Cielo y el Infierno (Rom. 6.23; Jn. 3.36)

 

II.- ¿Cómo puedo ser salvo?

Toda persona que no es salva tiene que entender que hay una barrera de separación entre Dios y el hombre, esa barrera es el pecado.

 

* El pecado impide que el hombre pueda conocer verdaderamente a Dios (Rom. 3.10; 3.23)

 

Hay dos cosas que el hombre tiene que hacer y entender si quiere ser salvo:

 

a)       Arrepentimiento.- Significa “cambio de actitud” o “propósito en la vida”, esto indica reconocer su condición de pecador y repudiar el pecado para volver a Dios. (Hch. 3.19)

b)       Fe.- Es mas que el simple acto de creer, es la puerta por donde todos tienen que pasar si desean realmente la salvación, se le vincula con “Gracia” (“regalo no merecido”) (Ef. 2.8-9) La fe es creer sin ver, la única confianza certera en Dios (Rom.5.1)

 

* Todo hombre si o si para que pueda ser salvo, tiene que recibir a Cristo como su Salvador personal (Jn. 3.16-18)

 

III.- ¿Qué debo de hacer para ser salvo?

 

a)        Reconocer que soy pecador (Rom. 3.10; 3.23)

b)        Aceptar el plan de Dios (1Tim. 2.3-4)

c)        Creer en Jesús de corazón (Jn. 3.16; Rom. 10.9-10)

d)        Reconocer el sacrificio de Cristo y recibirlo como mi Salvador Personal.

 

IV.- Errores en cuanto a la salvación

 

a)        Algunos piensan que no somos pecadores (Ecles. 7.20; 1 Jn. 1.8)

b)        Algunos piensan que la salvación es por obras (Is. 64.6; Ef. 2.8-9)

c)        Algunos piensan que se puede perder la salvación (Jn. 10.27-30)

Bendecidos para Bendecir

Texto: Mt. 10.8   “…de gracia recibisteis, dad de gracia”

Hay algo que quiero compartirte, una gran verdad que debe tocar cada instante de nuestras vidas “Dios es bueno” y Dios ha sido muy bueno con cada uno de nosotros (creyentes), empezando desde el regalo de la salvación, el cambio de nuestras vidas, el propósito por el cual vivir, y muchas otras cosas más. Ahora, ¿Cómo podemos ser agentes de bendición?  Solo podremos serlo dando bendición:

I.- La Bendición de la Salvación (1Tim. 2.3-4; 2Ped. 3.10, 15)

Tenemos el privilegio de ser salvos por la gracia de Dios, no es algo que hayamos ganado, solo es el regalo de Dios para cada persona que necesita de Cristo. Ahora, ¿Si yo lo tengo, porque no se lo doy a los demás? ¿Cómo puedo hacerlo?:

a)        Compartiendo a mi familia.

b)       Compartiendo a mi entorno (amigos)

c)        Compartiendo a mi ciudad o país.

d)       Compartiendo al mundo.

II.- La Bendición del Servicio  (Hb. 12.28)

Podemos ver que Cristo vino a este mundo como siervo, a servirnos y no a ser servido, el servicio, siempre traerá bendición, pero solo dependerá de nosotros el hacerlo. Ahora, ¿Cómo podemos servir?

a)        Con amor (Gal. 5.13)

b)       Con humildad (Hch. 20.19)

c)        Con devoción (Col. 3.23)

d)       Con voluntad  (Ef. 6.6-7)

III.- La Bendición de la Sabiduría (Prov. 3.13-18)

Cada una de las decisiones que tomamos deben de estar basadas en la voluntad de Dios, que cosa es sabio hacer, y que cosas no. ¿En que áreas entra a tallar la sabiduría?

a)        Área Personal  ¿Qué decisiones estoy tomando en mi vida personal?

b)       Área Familiar   ¿Qué decisiones estoy tomando en mi vida familiar?

c)        Área Económica  ¿Qué decisiones estoy tomando en mi vida económica?

Si hemos sido bendecidos para bendecir, entonces: ¿Qué estamos esperando? Es hora de actuar y bendecir a aquellos que necesitan ser bendecidos.

Limitando al Ilimitado

Texto: Jer. 32.27

Introducción: Como hombres tenemos limitaciones que nos impiden realizar algunas acciones, sean estas físicas, o muchas veces espirituales, pero estos limites que son propios de nosotros, muchas veces los hacemos tan grandes, que los tomamos como pretextos en contra del pensamiento de Dios, poniéndole así limites a aquel que realmente no los tiene, y quiere que nosotros entendamos que en sus manos no hay limite alguno que valga.

 

La verdad es que Dios no tiene límites cuando quiere usarnos, pero muchas veces presentamos limites ante Dios, estos limites los podemos ver en algunos personajes:

 

I.- Moisés (Ex.3.11-14)

Presentando pretextos y excusas

a)      El pretexto: Es síntoma de inferioridad – “No se hablar” (4.10-12)

b)      La excusa: No soy el hombre correcto (4.13)

c)      Rpta de Dios: Dios uso a Moisés y le dio el privilegio de libertar a Israel de la esclavitud de Egipto.

 

Moisés empezó a limitar a aquel que iba a hacerlo por el, pensando de que la obra la iba a hacer el  y no realmente Dios, recordemos que el que hace la obra es Dios.

 

II.- Gedeón  (Jue. 6.12-16) 

Con prejuicios y desanimo      

a)      El desanimo: pensaba que estaba desamparado (6.13)

b)      El prejuicio: “…soy el menor, pobre y por eso no puedo ser utilizado”  (6.15)  

c)      Rpta de Dios: Dios utilizó a alguien que no quería ser utilizado para darle la libertad a Israel de los Madianitas.    

 

Gedeón puso como limites para su vida el desanimo y los prejuicios, no importa quien seas Dios te puede utilizar si no le pones limites a su poder.

 

III.- Jeremías  (Jer. 1.5-9)       

Mostrando excusas y temores 

a)      La excusa: “…soy niño y no tengo experiencia” (1.5-7)

b)      El temor: “…no me van a escuchar” (1.8-9)

c)      Rpta de Dios: Dios ha puesto sus palabras en mi boca, ahora, solo tengo que actuar y obedecer al mandato de Dios, porque el esta conmigo (1.19)

 

Cuando ponemos limites a Dios, el nos muestra que para el no los hay, Jeremías fue usado por Dios para anunciar su palabra.    

 

Conclusión: Muchas veces vamos a limitar a Dios, si nos ponemos a ver nuestros defectos o debilidades, porque mejor no tener la actitud de decir Dios no te pondré limites, porque se que tu tienes un plan perfecto para mi vida, y me usaras de una manera que solo el puede planificar, Dios no nos pone limites, nosotros somos los que los ponemos.   “No limitemos al Ilimitado”.