Archivo de la categoría: Liderazgo

Actitud de Vencedor

Talvez muchas veces nos hemos sentido desanimados o vencidos por los problemas que  nos tocan vivir todos los dias de nuestras vidas, pero es importante recordar que somos vencedores si nos aferramos a Aquel que nos puede sacar de los problemas. Creo y pienso que todo creyente ha nacido para vencer, y en el liderazgo, cada uno de nosotros debe de tener la actitud de vencedor (1Jn. 5.4.5). A continuación un video que nos hara reflexionar acerca del liderazgo que debemos de tener:

Anuncios

¿Como tener relaciones personales solidas?

Es muy interesante ver que mientras mas solidas sean mis relaciones personales con los demas, mas unido estara mi entorno con el cual me relaciono (familia, amigos, trabajo, equipo, ministerio, estudios, etc)

Hay algunos puntos que debemos de tomar en cuenta:

I.- Respeto: No puedes hacer que una persona se sienta importante en tu presencia, si secretamente piensas que es un “don nadie”.

II.- Experiencias compartidas: No podremos tener relaciones personales exitosas con personas que no conocemos, el compartir experiencias con la gente es muy importante.

III.- Confianza: Este es un atributo muy importante que debemos de tomar muy en cuenta. Que confien en uno es mayor elogio que ser querido.

IV.- Reciprocidad: Debo de darle a las personas mi atencion completa. Muestrale a las personas que te interesas por ellos.

V.- Disfrute mutuo: El simple hecho de estar juntos puede convertir tareas desagradables en experiencias positivas.

Decalogo del lider

Estos son algunos principios que todo líder debe de aplicar, sea en el ministerio, empresa, trabajo e inclusive en el mismo hogar, espero que sea de bendición para tu vida. 10 principios que marcaran tu liderazgo:

1. Tu equipo será tu reflejo. Crea un equipo cohesionado y motivado, con objetivos, funciones y responsabilidades claras.

2. La comunicación fluida es prioritaria. Trata de conocer y explicar claramente el porqué de las decisiones que se toman. Asegúrate de que la información fluye con transparencia en tu unidad y que los miembros del equipo cuentan con la información que necesitan para trabajar.

3. Delega al límite. Fija objetivos claros, plazos, medios y deja autonomía para alcanzarlos. Apoya a tu equipo en lo necesario y realiza el seguimiento de los resultados, pero no hagas su trabajo, delegar es solo dar parte de tu trabajo.

4. Preocúpate del desarrollo personal y profesional de tus colaboradores. Dedica tiempo para enseñarles y proporcionarles la crítica constructiva en sus actividades diarias. Dota de mayor responsabilidad a quienes cumplan de manera sistemática.

5. Fomenta la participación de tus colaboradores en la toma de decisiones que les afectan y la escucha activa de sus ideas y propuestas.

6. Genera confianza y muéstrala a tu equipo; reconoce sus esfuerzos y logros; motívale de manera permanente, ¡ellos quieren ver una inspiración en sus vidas!

7. Preocúpate por las personas; conoce y atiende sus problemas y aspiraciones personales. Consigue que se sientan apreciados, respetados y necesarios.

8. La jerarquía no es una barrera, se entiende como prestación de un servicio al equipo: sé accesible para que te puedan consultar dudas y pedir ayuda en cualquier momento.

9. Muestra compromiso con los resultados de tu ministerio y hacia tu equipo. Apoya lo que predicas con un comportamiento correcto y eficaz.

10. Comparte oportunidades con otras áreas de tu ministerio, impulsando el conocimiento mutuo de necesidades y expectativas.